#TBT44: ¡¡¡Fabrilistas, el futuro es vuestro!!!

Game Over, rematou o soño. Por muchas matemáticas a las que tratemos de recurrir, si no somos capaces de ganar un partido es imposible pensar en la salvación. Y el Levante nos lleva ya 7 puntos, y el golaveraje, en realidad son 8 puntos. Tienes que ganar tres partidos más que el Levante, imposible para un equipo que lleva 14 partidos sin conocer la victoria y que en 29 partidos sólo ha sido capaz de ganar 4. Eso sí que son matemáticas.

Y por encima de los resultados, la sensación de pobreza e incapacidad del juego del equipo y los continuos errores defensivos, todo hace casi imposible pensar en otra cosa que no sea preparar la temporada que viene en Segunda División.

Y para la temporada que viene es evidente que hay que contar con el Fabril. Al contrario que el primer equipo, volvió a ganar fuera de casa, después de muchas semanas, y se sitúa tercero a dos puntos del líder Fuenlabrada. Y, en los dos últimos partidos ganados ha vuelto a las señas de identidad que le han llevado hasta aquí: mucha seguridad atrás, con un gran portero y una defensa que deja pocas opciones al contrario, y aprovechar las oportunidades adelante. Y eso a pesar de las continuas bajas que ha tenido que padecer el equipo a lo largo de la temporada.

De este Fabril hay jugadores que perfectamente podrían jugar en el Deportivo en Segunda División. Empiezo hablando del portero Francis Uzoho, que con 19 años ya es internacional absoluto con la selección de Nigeria, y tiene muchas opciones de estar en el Mundial de Rusia. Llegó a jugar en el primer equipo con Pepe Mel, jugando los partidos contra Éibar y Girona. Y, por cierto, creo que cumpliendo sobradamente en los dos partidos, a pesar de las críticas, creo que injustas que tuvo en el partido contra el Girona. Un portero de mucha envergadura, rápido y ágil, con algún pequeño defecto cuando juega el balón con el pie. Pero tiene mucho margen de mejora, ¡¡¡sólo tiene 19 años!!!

En la defensa está destacando el lateral derecho Blas Alonso, un chaval de A Coruña. Muy rápido y ofensivo, pone buenos centros que ya han supuesto asistencias de gol, podría estar perfectamente en el primer equipo. De los centrales me gusta especialmente Quique Fornos, un rapaz de As Pontes, rápido y expeditivo en el corte y con buena salida de balón desde atrás. Esa rapidez le permite ser polivalente, ya ha llegado a jugar de lateral en algunos partidos.

Aldo One es el otro central, de origen camerunés, muy fuerte y de mucha envergadura, el complemento perfecto a Fornos. A veces lo veo un poco lento, pero lo palía con un poderío físico portentoso, va muy bien en el juego aéreo.

A Edu Expósito ya le comunicó el club que el año que viene formará parte de la primera plantilla cuando firmó su renovación hasta 2022. Este mediocentro catalán es el auténtico motor del juego ofensivo del Fabril. Gran calidad técnica y capacidad de llegada al área contraria, que le permite hacer goles, aprovechando un buen disparo desde fuera del área. Aunque tuvo un bajón en su juego, que curiosamente coincidió con el bajón del equipo, ha vuelto a lo grande. Eso sí, en el brillo en el juego ofensivo de Edu influye la vuelta de Carlos López, un jugador castellonense que se caracteriza por tener un gran poderío físico, es el clásico mediocentro defensivo recuperador de balones, que a veces no brilla en exceso pero que siempre está ahí. Un jugador de equipo.

Creo que es hora de darle una oportunidad a Oscar Pinchi. La joya de la cantera deportivista, fue durante la primera vuelta el jugador más desequilibrante en el juego de ataque fabrilista y es uno de los mejores jugadores de la categoría. Corren rumores de que no va a seguir en el Deportivo porque está pendiente la renovación de su contrato y oficialmente no se sabe nada. Sería un error perder a este jugador, rápido, muy bueno técnicamente, y yo creo que ya lleva pidiendo una oportunidad hace mucho tiempo.

El madrileño Borja Galán también podría tener sitio perfectamente el año que viene en el primer equipo. Otro jugador desequilibrante en el uno contra uno, como Pinchi, a veces un poco “chupón”, pero rápido y ofensivo; con las lesiones de los últimos partidos ha sido el que ha tirado del carro en el plano ofensivo y marcó un auténtico golazo contra el Navalcarnero.

Y esperemos que se recupere bien el delantero internacional panameño Ismael Díaz. Un jugador potente físicamente y no exento de velocidad, que ha dejado buenas sensaciones en los partidos que ha jugado este año en el Fabril. Está cedido por el Porto y hay una opción de compra, creo que puede ser otro valor para el primer equipo el año que viene y habría que ejercer esa opción de compra para que juegue en el primer equipo.

Una lástima la larga lesión del sadense Javier Fernández “Bicho”, un jugador técnicamente exquisito, y que esta temporada podríamos haberlo recuperado como posible alternativa para el primer equipo. A ver si por fin se recupera, y si está en condiciones, podría integrar la plantilla del Dépor del año que viene en Segunda, porque calidad tiene de sobra.

A esta lista se podrían añadir otros jugadores: Alex Cobo, Lucas Viña, Diego Caballo, Martín Bengoa, Álvaro Queijeiro… Y algunos que por edad lo tienen más difícil, como Romay o Uxío; o el caso de Luis Fernández, que parecía que se había recuperado bastante bien después de una larga lesión, y marcó dos goles, pero que por desgracia parece que ha vuelto a tener una recaída.

Y a ellos se unirá Álex Bergantiños, que no olvidemos que sólo está cedido en el Spórting de Gijón y, espero, Róber Pier; esperemos que se le dé la confianza que merece para jugar en el primer equipo deportivista.

Supongo que de la actual plantilla del Deportivo quedará muy poca gente, considero que es imprescindible hacer limpieza para empezar casi de cero. Ya sé que la deuda puede obligar a soluciones más a corto plazo, pero creo que hay que aprovechar los buenos jugadores que está dando el filial este año y, con algunos refuerzos que vengan de fuera, hacer un equipo de futuro que intente crear las bases para asentar al equipo en Primera División, y que sobre todo nos haga disfrutar a los deportivistas cuando acudimos a Riazor y a los campos de fútbol donde juega nuestro equipo.