#TBT43: ¡¡¡VAMOS DÉPOR, AÚN ESTAMOS A TIEMPO!!!

Ya sé que está muy difícil, casi imposible, salvarse del descenso; las matemáticas siguen dando opciones, pero son las sensaciones tan negativas que transmite el equipo las que hacen que tengamos tan pocas esperanzas. Pero voy a intentar insuflar algo de moral recordando situaciones iguales o peores que las actuales y que terminaron felizmente, o casi casi.

Después de una temporada en que el Deportivo estuvo a punto de ascender y se quedó a las puertas en el playoff*, en la temporada 1987-88 se hizo un equipo para conseguirlo de una vez por todas. Pero las cosas no fueron como se esperaba. Todo empezó mal ya en la pretemporada: el mejor fichaje, Sagarzazu, que venía de ser titular con la Real Sociedad en Primera, falleció de un derrame cerebral cuando el equipo iba a jugar un partido amistoso. Igual que en la temporada actual llegamos a tener tres entrenadores distintos: Eusebio Ríos, Luis Rodríguez Vaz y Arsenio Iglesias, que como siempre tuvo que acudir al rescate del moribundo.

La temporada fue nefasta; por poner un ejemplo, con Vaz en 17 partidos que dirigió al Dépor sólo se consiguió ganar uno. El equipo llegó a la última jornada tercero por la cola (bajaban cuatro equipos), empatado a puntos con el Hércules pero con el golaverage en contra y a dos puntos del Bilbao Athletic. Todavía estábamos en las ligas de dos puntos. Por tanto, dependía de los resultados de dos equipos para salvarse del descenso a Segunda B.

Creo que fue cosa de “O raposo de Arteixo”, el caso es que el partido del Dépor contra el Rácing de Santander empezó siete minutos más tarde que los otros partidos. La cosa iba bien, el Hércules perdía en casa con el Castellón y el Bilbao Athletic perdía en Xerez (Castellón y Xérez no se jugaban nada), pero el Dépor no era capaz de marcar contra el Rácing. Al final llegó el mítico gol de Vicente Celeiro en el minuto 92, que salvó de forma agónica a nuestro equipo del descenso y de la desaparición. Y los pobres cachorros del Athletic esperando con su partido terminado a ver lo que sucedía en Riazor…

Una curiosidad, que quizá no venga mucho a cuento: Luis Rodríguez Vaz hizo debutar en el primer equipo a dos chavales, hermanos, del Fabril, unos tales José Ramón y Francisco Javier González Pérez. Algo empezó ese año, y sin el gol de Vicente hubiera sido imposible lo que vino después…

Más reciente en la memoria está la remontada espectacular del Dépor de Miguel Ángel Lotina (ya sé que no cae nada bien, que tiene fama de gafe, pero ésta es la realidad). Corría la temporada 2007-8 y el Dépor llegó a las Navidades en el penúltimo puesto, después de un agónico triunfo en el campo del colista, Levante. A partir de ahí, Lotina cambió el sistema de juego, colocando tres centrales, y entre eso y el refuerzo milagroso del sueco Wilhelmsson, el equipo llegó a sumar una racha de 5 partidos consecutivos ganados y se clasificó para la Intertoto, última vez que hemos visto a nuestro equipo en Europa.

Y todavía más reciente está la remontada de Fernando Vázquez en la temporada 2012-13, que permitió a un equipo desahuciado llegar con opciones fundadas de salvación al último partido. Vázquez cogió al equipo en la jornada 24 colista, a seis puntos de la salvación, y en la jornada 27 llegó a estar a nueve puntos del Zaragoza, equipo que marcaba la permanencia (Situación que se parece bastante a la actual, incluso ahora estamos a menos puntos de la salvación).

Una reacción de cuatro partidos consecutivos ganados (Celta y Zaragoza en casa, Mallorca y Levante fuera) situaron al Dépor fuera del descenso. Y llegamos a la última jornada con opciones de salvación, dependiendo de nosotros mismos; pero por desgracia teníamos que jugarnos “los cuartos” contra un equipazo que necesitaba ganar en Riazor para entrar en la Champions, la Real Sociedad. Pero lo tuvimos ahí cerca…

Así que, quién sabe, a ver si Seedorf da con la tecla y los jugadores se centran de una vez por todas, ganamos a Las Palmas el sábado e iniciamos una rachita que nos dé opciones de salvarnos, o por lo menos de llegar al final con opciones de hacerlo.

 

Ahora más que nunca, FORZA DÉPOR!!!!!!!

 


*En la temporada 1986-87 el Deportivo terminó la liga regular en segunda posición. Pero ese año se inventaron un “playoff” que enfrentaba a los ocho primeros clasificados, repartidos en dos grupos de cuatro equipos. Y en ese “playoff” lograron ascender el Valencia, el Logroñés y el Celta y nosotros nos quedamos con las ganas un año más.